Ir al contenido principal

Bajo índice de lectura en Colombia

La lectura es un medio de aprendizaje que en Colombia no sabemos aprovechar. Según la Ministra de Educación Nacional María Fernanda Campo, “Estamos preocupados porque los índices de lectura en Colombia son bajos. Hoy en día el 30% de los hogares Colombianos no tiene libros, el promedio de lectura de la población es de 2 libros al año, nosotros queremos subir esa meta a 3,2”. Los factores más comunes son: pereza, falta de tiempo, desinterés y costo de libros.
El gobierno actual de Colombia busca elevar los índices de lectura del país de la media actual de 2 libros al año por persona, hasta los 3,2 libros al finalizar el mandato de Juan Manuel Santos, en agosto de 2014, dijo la ministra de cultura, Mariana Garcés. Hasta ahora el ministerio de cultura ha entregado 51 bibliotecas en todo el país, con la previsión de inaugurar otras 27 en lo que resta de 2013, El gobierno ha invertido 142.000 millones de pesos.

Una de la tendencia actual que nos beneficia es la lectura digital, que tiene muchas ventajas y que con el tiempo tendrá más. El reto de CERIAC (Organismo intergubernamental que apoya al gobierno en las tareas de promoción de lectura) es construir una nueva agenda para la lectura, el libro y el derecho de autor, que responda a las transformaciones que viene generando las tecnologías digitales. Un país con educación y cultura, es un país que va a tener paz, será estable y encaminado a buscar solución a todo tipo de problemas. El reto sigue siendo animar a los padres para que incentiven la lectura en sus hijos para lograr resultados deslumbrantes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Suspiro

Respiro, suspiro y me alivio,esto solo dura unas cuantas horas.
Me ilusiono con que al levantarme todo haya pasado.
Pero él siempre ha estado ahí, invisible, intocable y a la espera.

Vaivén

Irreverente,
insaciable,
impredecible.

Algunos días se levanta azul,
otros cristalino,
y a veces se hace el verdoso.

Baila al ritmo del viento,
mientras le saca espuma a la costa.

Y cuando el sol se arropa con él, 
la luna sale para brillar ante su grandeza.

Por siempre

El canto de los pájaros, el choque del viento sobre los árboles y las pisadas sobre las hojas era lo único que interrumpía el silencio de aquel bosque.No eran necesarias las palabras cuando las miradas lo decían todo. Caminaron durante una hora sin pronunciar una sola palabra, hasta que vieron el árbol más grande, frondoso y hermoso del bosque. Era tanta su grandeza que lo admiraron por minutos, hasta que Juan se acercó, sacó una navaja de su bolsillo y decidió inmortalizar su amor por Patricia en un corazón que encerraba sus iniciales. Al cabo de unos meses, el último testigo de aquella relación fue talado.